Xey | Vive tu cocina
Idioma:
  • ES
  • FR
  • EN

Cocinar en el lavavajillas: ¿ventajas o riesgos?

Compartidos

Xey

 

Sin duda, a priori, resulta extraño pensar en el lavavajillas como instrumento para cocinar. En los últimos años, se ha popularizado esta práctica e incluso existen “gurús” especializados en recetas utilizando esta técnica. Sin embargo, a pesar de que es innegable que, de funcionar este sistema, tiene sus ventajas, también hay que tener en cuenta los contras, sobre todo los relacionados con la seguridad de los alimentos. Por este motivo, a continuación, te mostramos las ventajas y desventajas de cocinar en el lavavajillas para que lo tengas en cuenta si te vas a iniciar en esta práctica.

La técnica es muy sencilla: simplemente consiste en aprovechar las altas temperaturas que alcanza el lavavajillas durante el lavado para cocinar alimentos que se introducen en envases herméticamente cerrados. Ante esto, ¿dónde están los pros y los contras?

 

Las ventajas

Podemos destacar 10 beneficios de cocinar en el lavavajillas, siempre con recipientes herméticos y con alimentos adecuados a la cocción a esta temperatura:

1.- Higiénica

2.- Saludable: sin grasas ni aditivos

3.- Nutritiva: mantiene los nutrientes y propiedades de los alimentos (olor, sabor, textura, color…).

4.- Sostenible: supone un ahorro de agua y energía. Hay quien indica que puede llegar al 50% de la facturación.

5.- Baja inversión: solo necesitas tarros herméticos o bolsas de envasado al vacío aptas para la cocción.

6.- Se evitan los malos olores que se extienden por toda la casa.

7.- Cocinar a bajas temperaturas evita que las proteínas se vuelvan tóxicas, como ocurre a alta temperatura.

8.- Al mejorar el sabor, necesitaremos menos sales, aceites, aliños, etc.

9.- La carne de segunda o tercera categoría queda igual de sabrosa que la de primera calidad.

10.- No tienes que estar pendiente mientras se cocina: ¡solo esperar a que acabe el lavado!

 

Pero también tiene sus riesgos…

-Cada lavavajillas tiene sus programas específicos con distintos rangos de temperatura.

-Deben utilizarse recipientes herméticos seguros para que los alimentos no se contaminen a través del agua del lavado o del detergente del lavavajillas.

-Ciertos alimentos como carnes, pescado y huevos necesitan unas temperaturas de cocción muy altas para cocinarse por completo.

-Hay bacterias que resisten a 50 grados.

 

Cómo cocinar de forma segura

Sobre todo hay que asegurarse de que los recipientes son herméticos para que no se contaminen con el detergente. Para ello se recomiendan tarros de cristal o bolsas de envasado al vacío para cocción. Si vas a practicar esta técnica de manera habitual, merecerá la pena que compres una máquina de envasado al vacío.

 

Voy a poner el lavavajillas… ¿qué comemos hoy?”

Desde carnes y pescados hasta cuscús con verduras o langostinos con cremas de espárragos podemos cocinar con esta técnica. También es un buen método para aromatizar frutas, como melón a la hierbabuena, por ejemplo.

Simplemente debes tener en cuenta qué alimentos son los recomendados para esta práctica y el programa de lavado adecuado, es decir, la temperatura, para cada uno de ellos.

 

Como conclusión, de lo que se trata es de utilizar el calor del electrodoméstico para cocer los alimentos. Si es tan simple como eso, aprovechar el calor, ¿llegaremos a utilizar también, por ejemplo, la lavadora para este fin? Seguramente ya habrá alguien que lo está probando y en un futuro no muy lejano lo sabremos…

 

 

 

Compartidos