Xey | Vive tu cocina
Idioma:
  • ES
  • FR
  • EN

Ventajas e inconvenientes de poner una isla en la cocina

Compartidos

¿A quién no le gustaría tener una cocina con isla? A priori puede parecer que solo es posible en grandes cocinas de revista, pero la realidad es que incluso las más modestas pueden incorporar su pequeña isla.

Sin embargo, a pesar de que esta tendencia, que ha crecido en los últimos años, tiene algunas ventajas como su utilidad, también tiene algunos inconvenientes que es necesario tener en cuenta. Si estás pensando en poner una isla en tu cocina, a continuación te mostramos los pros y contras para que puedas tomar la decisión más apropiada.

Okegem-03

Ventajas

– Espacio de almacenamiento. Incluir armarios y cajones en la isla nos proporcionará mayor espacio para guardar utensilios de cocina.

– Soporte multiusos. Las islas no solo separan espacios o almacenan menaje, sino que pueden servir de “barra” de desayunos o para una comida rápida. Con tener unos taburetes altos y espacio libre en la encimera, será suficiente. Eso sí: habrá que tener claro el uso que se le quiere dar, ya que de ello dependerá también la altura de la isla.

– Permite electrodomésticos. Según el tamaño, puede incluir los fuegos e incluso la fregadera. También pequeños aparatos de cocina como tostador, cafetera… Siempre hay que tener en cuenta la secuencia de trabajo y que esté todo junto. Es decir, si en un lado está la parte de cortar alimentos, la fregadera en otra parte y los fuegos en otra, tendrás que ir de un sitio a otro cada vez que quieras cocinar algo.

– Formas variadas. El diseño dependerá de los gustos y necesidades, ya que encontraremos multitud de opciones en formas, materiales, etc.

– Para amantes de la cocina. Cuando se dispone de una isla con todos los elementos (fregadera, fuegos…), se convierte en el lugar principal para la elaboración de platos; y, si además tenemos invitados, podemos charlar con ellos mientras cocinamos (ya que no estamos de espaldas).

cocina1

Inconvenientes

Aunque existen las islas móviles con ruedas, la mayoría de ellas son estáticas. Por eso hay que estar muy seguro de querer poner una, ya que luego será complicado quitarla si cambiamos de opinión.

– Conexiones de agua, gas y electricidad. Si queremos tener una isla con punto de agua y fuegos, habrá que realizar las conexiones de agua, electricidad y, cuando sea necesario, gas.

– Más costosas, sobre todo si hay que realizar algún tipo de obra.

Aunque no solo las cocinas más grandes pueden tener islas, es cierto que es necesario que haya entre 90 y 110 cm de paso entre la isla y la encimera de la cocina adosada a la pared. La cocina es un lugar de mucho trajín, y menos espacio nos dificultaría el movimiento.

– Ventilación e iluminación. Si en la isla se va a cocinar, es imprescindible disponer de un buen sistema de iluminación y de ventilación para que los humos y olores no se expandan por toda la casa.

 

No obstante, el mejor consejo, antes de tomar una decisión, es dejarse asesorar por especialistas, que estudiarán cada caso y propondrán la mejor opción según las características del espacio, gustos y necesidades.

 

 

Compartidos